02

La hipertensión es el principal factor de riesgo de accidente cerebrovascular. Al tener hipertensión, tienes entre cuatro y seis veces más posibilidades de sufrir un accidente cerebrovascular.

La presión arterial es la fuerza que ejerce la sangre contra las paredes de las arterias con cada latido del corazón. Si esta fuerza (presión) es muy elevada, puede dañar las arterias.

Eres más propenso a sufrir hipertensión si tienes antecedentes familiares de dicha condición. Otros factores de riesgo de la hipertensión incluyen tener hábitos alimenticios poco saludables, llevar una vida sedentaria y tener sobrepeso.

03

Padecer otros tipos de enfermedades cardíacas es uno de los principales factores de accidentes cerebrovasculares. Esto se debe a que las enfermedades cardíacas, las cuales incluyen enfermedades en los vasos sanguíneos, afectan a todos los vasos del cuerpo. Algunas condiciones pueden aumentar las posibilidades de que se generen coágulos.

Entre los problemas cardíacos comunes que aumentan el riesgo de accidentes cerebrovasculares se incluyen:

Aterosclerosis: Se presenta esta afección cuando se acumula placa en las paredes arteriales, lo que las vuelve rígidas y duras.

Fibrilación atrial (fi-bri-la-CIÓN a-triAL) (FA o FibA). La FibA es un tipo de arritmia o un ritmo cardíaco irregular. Los síntomas de la FibA incluyen palpitaciones, un ritmo cardíaco acelerado, mareos y dificultad para respirar. Con la FibA es más fácil que tu sangre se coagule porque tu corazón no puede bombear tan bien como debería.

Insuficiencia cardíaca. Esto sucede cuando el corazón no puede bombear sangre por el cuerpo tanto como debería. Con las insuficiencias cardíacas, son mayores las posibilidades de que la sangre forme coágulos que provoquen un accidente cerebrovascular. Los síntomas de insuficiencia cardíaca incluyen: Falta de aire, Hinchazón en los pies, tobillos y piernas, Fatiga (cansancio) extrema.

Enfermedad de las válvulas cardíacas. La enfermedad de las válvulas cardíacas afecta las válvulas que controlan el flujo sanguíneo hacia dentro y fuera de las distintas partes del corazón. Las válvulas del corazón pueden no abrirse del todo o cerrarse completamente por un defecto de nacimiento, por envejecimiento o por una infección. Esto hace que el corazón tenga que esforzarse más para bombear sangre. La enfermedad de las válvulas cardíacas puede provocar un accidente cerebrovascular y también insuficiencia cardíaca, coágulos de sangre o un paro cardíaco repentino.

04

El colesterol es una sustancia cerosa y lipoide que está presente en todas las células del cuerpo. El cuerpo genera el colesterol necesario. También puedes obtener colesterol y grasas saturadas de alimentos como la carne y los productos lácteos. Las frutas y vegetales no contienen colesterol ni grasas saturadas.

La grasa extra de los alimentos que consumes puede obstruir las arterias. Con los análisis de sangre se pueden conocer los niveles de:

  • Lipoproteínas de baja densidad (LDL) o colesterol “malo”. Los niveles elevados de LDL hace que el colesterol se acumule en las arterias, lo cual puede aumentar el riesgo de accidentes cerebrovasculares.
  • Lipoproteínas de alta densidad (HDL) o colesterol “bueno”. En realidad, presentar niveles elevados de HDL es bueno. El colesterol HDL ayuda a reducir el colesterol total del cuerpo.
  • Colesterol total. Es la cantidad total de colesterol en el torrente sanguíneo, que incluye el colesterol LDL y el colesterol HDL.
  • Triglicéridos. Los triglicéridos son otro tipo de lípidos que se encuentran en la sangre. Las mujeres que presentan niveles elevados de triglicéridos corren un riesgo mayor que los hombres de sufrir accidentes cerebrovasculares.

05

Tener sobrepeso u obesidad aumenta las probabilidades de sufrir accidentes cerebrovasculares, especialmente si tienes grasa corporal extra en el área de la cintura en vez de en el área de las caderas y muslos.

Para disminuir el riesgo de accidentes cerebrovasculares, el índice de masa corporal (IMC) debe estar entre 18.5 y 24.9. Si el IMC está entre 25 y 29.9 se lo considera sobrepeso. Tener un IMC mayor a 30 indica obesidad. Descubre tu IMC utilizando esta calculadora de IMC que ofrecen los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades.

Bajar de peso disminuye el riesgo de accidentes cerebrovasculares porque se reduce el riesgo de desarrollar hipertensión, diabetes, colesterol alto y síndrome metabólico.

06

Las mujeres con diabetes son más propensas a morir a causa de un accidente cerebrovascular en comparación con los hombres diabéticos. Si sobreviven, probablemente sea mayor el riesgo de padecer problemas de salud a futuro.

La diabetes que no se controla puede dañar las arterias. La diabetes también aumenta las posibilidades de sufrir hipertensión y desarrollar coágulos que puedan provocar accidentes cerebrovasculares.

Alrededor del 28 % de la población estadounidense con diabetes desconoce que sufre dicha afección.

07

El síndrome metabólico (me-ta-BO-li-co) es el nombre que se le asigna a un grupo de factores de riesgo que se dan en forma conjunta y están relacionados con tu metabolismo. El metabolismo es el proceso que tu cuerpo lleva a cabo para convertir a los alimentos en energía. Tener el síndrome metabólico duplica el riesgo de enfermedades cardíacas. El síndrome metabólico se presenta con mayor frecuencia en mujeres que en hombres.

Tener síndrome metabólico aumenta el riesgo de accidentes cerebrovasculares. Tienes síndrome metabólico si presentas tres de estos cinco factores de riesgo:

  • Una cintura de más de 35″
  • Niveles de triglicéridos mayores a 150 mg/dL (miligramos por decilitro)
  • Niveles de colesterol HDL por debajo de los 50 mg/dL
  • Presión arterial de 130/85 mm Hg (milimetros de mercurio) o más
  • Glucosa en sangre de más de 110 mg/dL con al menos ocho horas de ayuno

08

La coagulación excesiva o extra implica que los coágulos se forman con mucha facilidad o se disuelven demasiado lento. Los coágulos pueden estrechar las arterias y las venas u obstruir completamente el flujo sanguíneo. Esto puede provocar un accidente cerebrovascular, un ataque cardíaco o dañar los riñones, pulmones u otras partes del cuerpo.

09

El lupus y la artritis reumatoide son problemas de salud que afectan a las mujeres en mayor medida que a los hombres. El lupus y la artritis reumatoide son trastornos autoinmunes. Esto significa que hacen que tu sistema inmunológico ataque los tejidos y órganos de tu cuerpo, en vez de tan solo combatir infecciones. A veces, el corazón y los vasos sanguíneos son los tejidos y órganos que resultan atacados.

A causa de estos daños, eres más proclive a sufrir un accidente cerebrovascular. Si tienes lupus o artritis reumatoide, el tratamiento de dichas afecciones también puede reducir el riesgo de accidentes cerebrovasculares.

10

A la proteína C reactiva (PCR) la genera el cuerpo y se libera al torrente sanguíneo en respuesta a un edema. Un edema (o una inflamación) es la manera en la que el cuerpo reacciona para curar infecciones o cortes. La inflamación también se puede presentar con el paso del tiempo en respuesta a niveles elevados de estrés o hábitos alimenticios poco saludables. Los edemas a causa de infecciones o cortes aumentarán los niveles de PCR por un período corto, pero si los edemas continúan por un tiempo prolongado se puede tratar de arterias dañadas, lo que te pone en riesgo de sufrir un accidente cerebrovascular.

Generalmente, los niveles de PCR de las mujeres son más elevados que los de los hombres. Además, las mujeres hispanas y afroamericanas presentan los niveles de PCR más altos.

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: